El control de salida independiente (IOC) implica un segundo sistema independiente que garantiza un funcionamiento estable de las salidas incluso si el sistema principal se está reiniciando, actualizando o iniciando.

Gracias a IOC, la salida controlada puede alimentar dispositivos que, por razones técnicas, deben alimentarse sin interrupción (como la alimentación del servidor). El control de salida es completamente independiente del subsistema de comunicación WiFi o LAN.

Abrir chat